igualdad

Las desigualdades de género existen en todo el mundo. Desde la Unión Europea se está trabajando incansablemente para alcanzar una igualdad efectiva, pero aún tenemos mucho camino por recorrer. Para la actual presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, es esencial alcanzar una verdadera Unión de la Igualdad.

Por eso, la Comisión ha trazado una Estrategia Europea para la Igualdad de Género 2020-2025 que establece una visión, unos objetivos y unas acciones para conseguir los avances necesarios en igualdad de género en Europa y alcanzar, así, los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Lo dice claramente la presidenta Von der Leyen:

«La igualdad de género es un principio fundamental de la Unión Europea, pero todavía no es una realidad. En los negocios, la política y la sociedad en su conjunto, solo podemos aprovechar todo nuestro potencial si utilizamos nuestro talento y diversidad. Utilizar solo la mitad de la población, la mitad de las ideas o la mitad de la energía no es suficiente»

En una Europa con igualdad, todos debemos ser libres de seguir nuestro camino, ya seamos hombres o mujeres, independientemente de su procedencia, etnia o religión.

¿Por qué es necesaria una Estrategia Europea para la Igualdad de Género?

Es verdad que cada vez hay un mayor número de mujeres en el mercado laboral. Además, se han hecho progresos muy significativos para asegurar una mejor educación de las mujeres desde la infancia.

Sin embargo, las diferencias de género siguen existiendo y, en el mercado laboral, las mujeres siguen siendo mayoría en los sectores menos remunerados, y minoría en los puestos directivos.

Por ejemplo:

  • Las mujeres de la UE ganan de media un 16 % menos por hora que los hombres;
  • Cobran unas pensiones un 30,1 % más bajas que las de los hombres;
  • Solo el 67 % de las mujeres de la UE trabaja, frente al 78 % de los hombres;
  • Ellas realizan el 75 % de las tareas domésticas y de los cuidados no remunerados los realizan mujeres.

Además, un tercio de las mujeres de la UE han sufrido violencia física o sexual, mientras que el 22% ha sufrido violencia doméstica. Por otro lado, el 55 % de las mujeres de la UE ha sido víctima de acoso sexual, y es más probable que las mujeres sean víctimas de acoso sexual en Internet que los hombres.

Para hacer frente a estos graves problemas, la Estrategia Europea para la Igualdad de Género 2020-2025 establece acciones clave para los cinco próximos años.

Además, se compromete a garantizar que la Comisión incluya una perspectiva de igualdad en todos los ámbitos políticos de la UE. 

La Estrategia explica cómo la Comisión cumplirá la promesa hecha por la presidenta von der Leyen de que Europa brinde las mismas oportunidades a todas las personas que tengan las mismas aspiraciones.

¿Cómo se consigue avanzar en el terreno de la igualdad de género en Europa?

A grandes rasgos, podemos decir que estos problemas se pueden resolver siguiendo dos caminos principales planteados por la Comisión en cuanto a la libertad de las personas:

  1. Liberando a las mujeres y las niñas del acoso y la violencia de género.
  2. Contrarrestando los estereotipos de género en la sociedad.

En cuanto a la economía y el trabajo, la Comisión plantea:

  1. Velar por que las mujeres y los hombres reciban igual salario por un mismo trabajo;
  2. Hacer que las normas de la UE de conciliación de la vida familiar y la vida profesional funcionen en la práctica;
  3. Fomentando un reparto equilibrado entre las mujeres y los hombres de los permisos por motivos familiares y las fórmulas de trabajo flexible, mejorar el acceso a servicios de guardería y otros servicios de asistencia.

En cuanto a romper el ‘techo de cristal’, se plantea:

  1. Mejorar el equilibrio entre hombres y mujeres en los puestos de decisión;
  2. Fomentar una participación más equilibrada de las mujeres y los hombres en todos los sectores laborales con vistas a una mayor diversidad en el trabajo.

Hasta ahora, ningún Estado miembro de la UE ha alcanzado la igualdad entre hombres y mujeres, y las brechas de género en empleo, salarios, asistencia y pensiones siguen existiendo.

Es necesario que todas las personas trabajemos para cerrar las brechas y facilitar que Europa alcance su pleno potencial en los ámbitos empresarial, político y social. Y eso solo se logra contando con toda la población en igualdad.

Por eso, la Estrategia dicta unas acciones clave, como acabar con la violencia y los estereotipos de género; garantizar la igualdad de participación y de oportunidades en el mercado laboral, incluida la igualdad de retribución; alcanzar el equilibrio de género en la toma de decisiones y la política.

Veamos medidas concretas que propone la Comisión

En relación con la violencia de género, la Estrategia reclama medidas jurídicas para penalizar la violencia contra las mujeres, buscando armonizar en todo el territorio el concepto de violencia contra las mujeres: acoso sexual, atentados contra el abuso de las mujeres y la mutilación genital femenina, entre otras cosas. 

  • Hablando acerca de la igualdad de género en el empleo, esta es una condición esencial para lograr una economía europea innovadora, competitiva y próspera. El apoyo a las mujeres para que encuentren empleo en sectores con escasez de personal cualificado tendrá un impacto positivo en la economía europea. Para hacer frente a la desigualdad de remuneración, la Comisión abrió consulta pública sobre la transparencia salarial, algo necesario para poder presentar medidas vinculantes para finales de año. Además, la Comisión trabaja para hacer cumplir las normas de la UE en materia de conciliación de la vida familiar y la vida profesional.
  • Las mujeres siguen estando infrarrepresentadas en los puestos directivos, incluso en las mayores empresas de la UE, en las que solo el 8 % de los directores ejecutivos son mujeres. La Comisión impulsará la adopción de la propuesta de 2012 sobre el equilibrio de género en los consejos de administración, y promoverá la participación de las mujeres en la política. Para predicar con el ejemplo, la Comisión se esforzará por alcanzar un equilibrio de género del 50 % en todos los niveles de su gestión a finales de 2024.

Añadir Comentario

Su E-Mail no será publicada. Los campos requeridos están marcados *