Según la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA, por sus siglas en inglés), el 43% de las personas LGBTIQ declararon que se sintieron discriminadas en 2019, en comparación con el 37% en 2012. La crisis de la COVID-19 ha generado nuevas presiones para los grupos más vulnerables, y las personas LGBTIQ no son una excepción.

La Comisión presentó el pasado 12 de noviembre la primera estrategia para la igualdad de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, no binarias, intersexuales y queer (LGBTIQ) de la UE, como anunció la presidenta von der Leyen en su discurso sobre el estado de la Unión de 2020.

Como avanzábamos en el primer párrafo, la situación en Europa del colectivo LGTBIQ dista de ser ideal, aunque en algunas parcelas está ganando terreno la integración y la normalización. Sin embargo, los números (según el informe que citamos al inicio) hablan por sí mismos, sobre todo en cuestiones de discriminación:

  • En 2019, el 76% de los ciudadanos de la UE cree que las personas lesbianas, gays y bisexuales deberían tener los mismos derechos que las personas heterosexuales, en comparación con el 71% en 2015.
  • El 43% de las personas LGBTIQ se sintieron discriminadas en 2019, en comparación con el 37% en 2012.
  • El 21% de las personas LGBTIQ se sintieron discriminadas en el trabajo en 2019, en comparación con el 19% en 2012. Esto se eleva al 36% para las personas trans, comparado con el 22% en 2012.

En total, solo una de cada tres personas LGBTIQ en la UE cree que su gobierno nacional combate eficazmente los prejuicios y la intolerancia contra las personas LGBTIQ.

La estrategia de la Comisión Europea quiere luchar contra la discriminación LGTBIQ

Los progresos en la UE en cuestiones de igualdad de las personas LGBTIQ son conocidos, pero la discriminación parece resistirse a nuestros avances. Por eso es tan necesaria esta estrategia, que trabajará para reducir las desigualdades y los retos que afrontan estas personas.

Se van a definir acciones específicas en términos de legalidad y de financiación para los próximos cinco años. Esta estrategia propone ampliar la lista de delitos de la UE para incluir los nuevos delitos de incitación al odio, así como los delitos de odio homófobos.

Además, se va a proponer legislación que garantice el reconocimiento mutuo de la parentalidad en situaciones transfronterizas en las que pueda haber problemas.

Un logro que tiene una importancia enorme va a ser la garantía que introduce la estrategia en el sentido de que las preocupaciones y reivindicaciones de las personas LGBTIQ se reflejen en la elaboración de las políticas de la UE. Esto servirá para que todas las personas, en su diversidad, estén seguras y disfruten de igualdad de oportunidades para prosperar y participar plenamente en la sociedad.

Las palabras de la vicepresidenta de Valores y Transparencia, Vera Jourová, son muy acertadas en este contexto:

«Todo el mundo debe sentirse libre de ser quien es, sin miedo de sufrir persecución. Este es el credo europeo y es por lo que luchamos. La primera estrategia a escala de la UE reforzará nuestros esfuerzos conjuntos para garantizar que todos reciban el mismo trato.»

Estas son las acciones en favor de la igualdad LGBTIQ para 2020-2025

Hay cuatro pilares principales que sostienen esta estrategia:

  • Combatir la discriminación aportando protección jurídica contra ella. Es la única manera de promover la igualdad LGBTIQ, en particular en cuestiones de empleo. Se publicará, como muy tarde en 2022, un informe sobre la aplicación de la Directiva relativa a la igualdad en el empleo, a partir del que la Comisión presentará propuestas legislativas. La Comisión también presentará un marco reglamentario que regulará específicamente el riesgo de sesgo y discriminación inherente a los sistemas de inteligencia artificial (IA).
  • Garantizar la seguridad. Es imprescindible asegurar la protección de las personas LGBTIQ ante los delitos de odio, así como ante la incitación al odio y la violencia. Por otro lado, es necesario abordar el problema de la escasez de denuncias antes estos delitos porque dificultan esa misma protección. La Comisión presentará en 2021 una iniciativa de ampliación de la lista de «delitos de la UE» para incluir los delitos de odio y la incitación al odio, en particular contra las personas LGBTIQ. Además, ofrecerá oportunidades de financiación de iniciativas destinadas a combatir los delitos motivados por el odio, la incitación al odio y la violencia contra las personas LGBTIQ.
  • Protección de los derechos de las familias arco iris. Las legislaciones nacionales pueden diferir en puntos esenciales que pongan en situación de vulnerabilidad a las familias arco iris. Es decir, puede que en unos Estados miembros sí se reconozcan los vínculos familiares en estos casos al cruzar las fronteras interiores de la UE, pero puede suceder que esto no sea así. Por eso, la Comisión va a presentar una iniciativa para el reconocimiento mutuo de la parentalidad. La Comisión valorará y explorará las medidas que se podrían tomar para apoyar el reconocimiento de las parejas del mismo sexo entre todos los Estados miembros.
  • La igualdad LGBTIQ en todo el mundo. La Comisión no solo se preocupa por los derechos de las personas LGBTIQ en Europa, sino que reconoce y observa que estas personas sufren graves violaciones de derechos y abusos en todo el mundo, por lo que apoyará acciones en favor de la igualdad LGBTIQ en el marco del Instrumento de Vecindad, Desarrollo y Cooperación Internacional (IVDCI), el Instrumento de Ayuda Preadhesión (IAP) y el Fondo de Asilo y Migración .

Hay que decir que se anima a todos los Estados miembros a que se fijen en las mejores prácticas que se han ido estableciendo con el tiempo, y a que desarrollen sus propios planes de acción en favor de la igualdad LGBTIQ. Solo así se podrá proteger mejor a las personas LGBTIQ contra la discriminación en todo el territorio de la UE.

20/11/2020
  • Post Views: 147
  • 0
Category: Blog

Añadir Comentario

Su E-Mail no será publicada. Los campos requeridos están marcados *