La pandemia de coronavirus ha llevado a Europa a pasar por una serie de problemas que han generado serios daños económicos y sociales de los que nos tenemos que recuperar todos. Por eso existe el plan de recuperación Next Generation EU, propuesto por la Comisión Europea y dotado de 750.000 millones de euros.

El objetivo de este plan se alinea con el objetivo del nuevo presupuesto a largo plazo de la UE para el período 2021-2027, aún en vías de ser aprobado: construir una Europa más verde, más inclusiva, digital y sostenible. En conjunto, elevarán la capacidad financiera total del presupuesto de la Unión a 1,85 billones de euros.

Este plan, y todos los esfuerzos de la Comisión Europea se van a llevar a cabo teniendo en cuenta siempre el Pacto Verde Europeo, la política transversal de la Comisión Europea para que las empresas y los ciudadanos europeos se beneficien de una transición ecológica sostenible y que Europa sea el primer continente climáticamente neutro de aquí a 2050.

Queremos emitir menos gases contaminantes, y también invertir en investigación e innovación de vanguardia, de manera que conservemos el patrimonio natural de nuestro continente.

Para hacer realidad ese momento de la neutralidad climática habrá que trabajar muy duro y hacer grandes inversiones por parte de todos: la UE; los diferentes Estados miembro; y también el sector privado.

Pero nada de esto puede hacerse sin contar con la opinión de los europeos.

European Green Deal: construyamos juntos la Europa verde del futuro

 

Por eso, la Representación de la Comisión Europea en España ha organizado el evento online European Green Deal: construyamos juntos la Europa verde del futuro para que los participantes, en este caso, estudiantes universitarios, compartan sus ideas acerca de cómo luchar contra el cambio climático y qué asuntos les parecen más prioritarios.

En el encuentro han participado Juan González Mellizo, analista político de la Representación de la Comisión Europea en España, y Ángela Ranea, asesora técnica de la Dirección General de Calidad Ambiental y Cambio Climático de la Junta de Andalucía.

Además, también participaron más de 60 alumnos de la Universidad de Córdoba y la Universidad Loyola. A partir de las intervenciones de los dos ponentes, los participantes han debatido en diferentes salas divididas por temáticas los principales retos del Pacto Verde Europeo, y compartieron propuestas sobre qué acciones necesitamos a escala individual, nacional y europea, para facilitar la transición climática.

Juan González Mellizo dijo sobre el Pacto Verde Europeo que «es una estrategia de crecimiento. La idea no es solo salvar el planeta, sino generar puestos de trabajo, asegurar el abastecimiento de energía y aumentar la competitividad de las empresas».

El objetivo de ser climáticamente neutros es más fácil de plantear que de conseguir porque «requiere cambios muy profundos en el modo en que vivimos, consumimos, en el modo en que funcionan empresas e industrias y en el modo en que funciona el mundo. Está afectando a todos los sectores de la economía, agricultura, transporte, economía o política urbana».

Además, recalca que «la pandemia no ha variado los objetivos del Pacto Verde Europeo, es más, lo que se ha demostrado es que es más importante que nunca preservar la salud de nuestros ciudadanos, el deterioro ecológico puede contribuir a empeorar no solo la salud, sino favorecer el desarrollo de las pandemias del futuro. Hemos de centrarnos en la prioridad a corto plazo, que es vencer la pandemia y paliar las consecuencias económicas a corto plazo, pero hay que seguir pensando en el medio plazo, en la transición ecológica».

Por su parte, Ángela Ranea habló sobre la sostenibilidad y, en concreto, expuso a los oyentes «la trayectoria de Andalucía en la búsqueda de un modelo de desarrollo sostenible, y la necesidad de que el binomio ciudadano-sociedad funcione para poder alcanzar un consumo desacoplado del uso masivo de recursos. El objetivo es que Andalucía sea un modelo circular de desarrollo sostenible, para lo que es necesario convertir los retos climáticos y ambientales en oportunidades estratégicas».

Las conclusiones y propuestas de mejora de los estudiantes

Por parte de los alumnos participantes, las conclusiones y aportaciones han sido de lo más interesantes. Abordando el tema de las zonas urbanas y cambio climático, AlbertoM, como relator de esta sala de debate concluye que «se debería impulsar más el pensamiento crítico para paliar el gran problema de la desinformación en la ciudadanía como, por ejemplo, llegando a negar la evidencia de la existencia del cambio climático. Para fomentar este pensamiento crítico se podrían proponer grupos de trabajo relacionados con el Green Deal, y hacer hincapié en lo que sucede en las ciudades, principalmente».

En la segunda sala, dedicada a la despoblación y medio ambiente, Javier Ruiz compartía las propuestas de mejora principales para frenar la despoblación rural. Por ejemplo, se mencionaba «la viabilidad (probada a raíz de la pandemia) del teletrabajo y su potencial empleador para la gente joven, siendo una gran oportunidad tras la crisis siempre y cuando se incentive a las empresas a fomentar esta modalidad laboral».

Otras propuestas para evitar esta migración perenne a las grandes ciudades podrían ser «establecer espacios de coworking dotados de una buena infraestructura y conectividad, mejorar los servicios de transporte, internet y salud en las poblaciones rurales, fomentar el ecoturismo y poner en valor, desde las instituciones, el emprendimiento rural».

En cuanto a la tercera sala, Gracia Sumariva comunicaba las principales conclusiones acerca del consumo sostenible. Principalmente, es necesario cambiar el esquema productivo para terminar con la obsolescencia programada, es decir, revertir esta tendencia actual que hace que sea más barato adquirir nuevos productos que repararlos.

Además, señalan que sería muy interesante poder obtener y registrar, además de acercar a la ciudadanía, la huella ecológica de los productos manufacturados, para así poder evaluar su impacto ecológico y entender cómo se puede llegar a un consumo más sostenible.

En este grupo concluían que es necesario introducir el cambio individual como parte de la estrategia global, y que es necesario propiciar cambios de cultura cívica.

Como extra, tras este evento, se han creado varios grupos de trabajo con estos alumnos con los que poder seguir avanzando y trabajando todos juntos.

Más información sobre el Pacto Verde Europeo: https://ec.europa.eu/info/strategy/priorities-2019-2024/european-green-deal_es

08/10/2020
  • Post Views: 171
  • 0
Category: Blog

Añadir Comentario

Su E-Mail no será publicada. Los campos requeridos están marcados *