medio ambiente

Cuidar el medio ambiente siempre fue importante. Sin embargo, hoy es una imperiosa necesidad.

Por eso, una de las prioridades de la presidenta electa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, es lograr un Pacto Verde Europeo que permita alcanzar la meta de una UE climáticamente neutra en 2050. Es decir, una economía que no genere huella de carbono.

Investigadores prestigiosos, como los del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU, son claros: tenemos que tomar medidas de manera urgente si queremos seguir disfrutando del Planeta tal cual lo conocemos.

Entre los efectos del deterioro del medio ambiente están la desertización, las inundaciones, la desaparición de especies botánicas y animales… pero también la de la vida del ser humano. Hoy, la destrucción de nuestro entorno natural ya está trayendo nefastas consecuencias económicas y sociales.

Cuidar el medio ambiente es tarea de todos. Tenemos que reciclar nuestros residuos, hacer un consumo responsable de los recursos energéticos y del agua. Y más: el gran salto hacia una sociedad más respetuosa con el medio ambiente pasa por un cambio de mentalidad y esto es imposible sin el apoyo de las empresas, gobiernos e instituciones supranacionales.

Desde sus inicios, la Unión Europea siempre ha sido una gran aliada en la conservación del medio ambiente, y ahora más aún. Por eso, los países de la Unión tienen una hoja de ruta hasta 2050, lo que se traduce en una ambiciosa normativa medioambiental que es una de las más estrictas del mundo.

Así ayuda la Comisión Europea a proteger el medio ambiente

La Comisión Europea tiene un papel fundamental en la lucha por preservar el medio ambiente, pues lidera casi todas las acciones ecológicas de la Unión Europea.

La Comisión es la encargada de coordinar el Programa de Acción en Materia de Medio Ambiente, un ambicioso programa que describe la política europea en este campo hasta 2020 y donde se esbozan las futuras líneas de actuación hasta 2050.

Y que podemos resumir en: vivir en un medio ambiente donde nada se tire, que los recursos naturales se gestionen de manera sostenible, y que la biodiversidad se proteja, valore y restablezca.

Para ello, la Comisión, en nombre de la Unión Europea, se ha comprometido a:

  • proteger y mejorar al máximo la calidad del medio ambiente;
  • proteger la salud de las personas, utilizar de forma prudente y racional los recursos naturales y fomentar medidas a escala internacional para hacer frente a los problemas regionales o mundiales del medio ambiente;
  • hacer las ciudades europeas más sostenibles;
  • contribuir a que la Unión aborde más eficazmente los problemas mundiales de clima y medio ambiente.

En este contexto, la Comisión ha desarrollado diferentes iniciativas que tienen como meta cumplir los objetivos marcados en el Programa de Acción en Materia de Medio Ambiente.

Ecoinnovación:

La Unión Europea quiere prosperidad para sus países miembros pero no a costa del medio ambiente. La prosperidad económica y el bienestar de la UE están íntimamente ligados al entorno natural y por eso contribuye a crear industrias ecológicas y responsables financiando programas de producción basados en energías renovables y/o que ofrecen soluciones eficientes y ecológicas.

Capital Verde Europea:

Un premio que reconoce la labor medioambiental de las ciudades de los países miembros. La ciudad galardonada se convierte en la Capital Verde de ese año y tiene la oportunidad compartir sus prácticas con otras ciudades. Además de ciudades europeas, se pueden presentar candidaturas de los países aspirantes a ser miembros (Turquía, Macedonia, Serbia, Albania e Islandia), así como países del Espacio Económico Europeo (Suiza, Noruega y Liechtestein). El único requisito es tener un censo de más de 100.000 habitantes.

Natura 2000:

Una red de localizaciones donde se reproducen y descansan especies raras y/o amenazadas; y donde se conservan hábitats  protegidos. Con esta iniciativa, la Comisión garantiza la supervivencia a largo plazo de especies animales y vegetales en Europa.

Evaluación del Impacto Medioambiental:

Todas los proyectos y programas cofinanciados por la Unión Europea, sean del tipo que sean, deben cumplir escrupulosamente las directivas de la Unión sobre medio ambiente. Y para garantizar que así sea, antes de la aprobación de la asistencia financiera, ha de aprobarse un informe donde se evalúe y explique el impacto medioambiental que el proyecto en cuestión va a suponer.

Añadir Comentario

Su E-Mail no será publicada. Los campos requeridos están marcados *