Fake News

El concepto de desinformación se ha hecho popular con el anglicismo ‘fake news’ (noticias falsas), y se trata de información falsa o engañosa que se publica con la intención de sacar algún beneficio económico, casi siempre, o con el objetivo de engañar a la población para sacar una ventaja de cualquier tipo (por ejemplo, política).

La desinformación es una forma de manipulación informativa, que trata de diseminar la ignorancia entre la población y que busca evitar la circulación o divulgación de datos, argumentos, noticias o información fiables, cuando esta es desfavorable a quien se pretende favorecer.

La Unión Europea lleva tiempo librando una guerra sin cuartel contra la desinformación a través de diferentes iniciativas como, por ejemplo, el proyecto EUvsDisinfo.

La desinformación se propaga de forma viral por las redes

La utilización generalizada de Internet y de las redes sociales tiene muchas ventajas, qué duda cabe. Sin embargo, tiene peligros. Uno de los más serios es que nos ha llevado a convivir con la desinformación.

Este fenómeno influye a diario en la vida de todos los europeos porque muchas de las falsedades que circulan influyen en nuestras decisiones.

Desde el punto de vista político, la desinformación pone en peligro procesos democráticos como las elecciones, ya que aparecen corrientes de opinión pública basadas en la mentira y en datos erróneos que mucha gente cree. Como si fuesen verdaderos.

Recientemente, han visto la luz una serie de medios de comunicación que están dedicados en exclusiva a combatir la desinformación, como Maldita.es (que ha formado parte del Grupo de Expertos de Alto Nivel sobre ‘fake news’ y Desinformación).

También las instituciones europeas han decidido presentar una voz firme y autorizada ante la amenaza de la desinformación. Por eso nació EUvsDisinfo, una web dedicada en exclusiva a identificar ejemplos de desinformación dirigidos a la UE y sus ciudadanos.

EUvsDisinfo  cuenta con un motor de búsqueda online y con una biblioteca online a disposición de cualquier ciudadano. Por ejemplo, sólo en casos de desinformación favorable al Kremlin, EUvsDisinfo tiene en su base de datos más 6.500 casos desmentidos desde 2015.

Desde la creación de EUvsDisinfo,  el compromiso de la Unión Europea para luchar contra la desinformación ha recorrido un largo camino. Hoy son numerosas las instituciones de la UE, Estados miembros, organizaciones no gubernamentales, empresas y medios de comunicación involucrados en la protección de la integridad de las democracias.

Cómo combatir la desinformación

 

A continuación, os presentamos una lista de con el objetivo de informar fehacientemente a la población respecto de la información que circula por Internet y los medios.

  1. La web de EUvsDisinfo, ya mencionada, busca mejorar la detección y el análisis de la información. Es imprescindible contar con equipos humanos expertos capaces de probar (o desmentir) cualquier información que circule libremente.
  2. Proteger la integridad de las elecciones. Las medidas destinadas a proteger las elecciones en Europa se enfocan, principalmente, en estos puntos:
    1. Protección de datos, es decir, garantizar la protección de los datos personales en el contexto de las elecciones.
    2. Garantizar la transparencia de la publicidad electoral online.
    3. Proteger de los ciberataques las elecciones y los procesos involucrados.
    4. Mejorar la cooperación entre los Estados miembros y la Unión Europea sobre las amenazas potenciales en el contexto de las elecciones al Parlamento Europeo, que se celebran cada cinco años.
    5. Definir las sanciones apropiadas que garanticen que las reglas electorales sean respetadas por todas las partes.
  3. Desmontar los mitos relacionados con la Unión Europea, como estos relacionados con la Política de Cohesión, o estos relacionados con el presupuesto de la UE.
  4. Fomentar la colaboración entre Estados miembros como, por ejemplo, a través del Sistema de Alerta Rápida.
  5. Cooperar con las plataformas digitales. Fruto de este esfuerzo surge la firma voluntaria del «Código de Buenas Prácticas sobre la desinformación», firmado por Google, Twitter y Facebook.
  6. Promover la alfabetización mediática, fomentando el pensamiento crítico para evitar caer víctimas de la desinformación.
  7. Apoyar el periodismo de calidad. La libertad de prensa es esencial para crear el necesario debate público que es fundamental en una democracia sana, así que apoyar el periodismo de calidad, capaz de revelar la desinformación de manera solvente, es una de las mejores maneras de luchar contra ella.

Existen otras medidas que lleva a cabo la Comisión Europea, como el «Plan de acción contra la desinformación» elaborado en 2018, mediante el que se pretendió dar una respuesta coordinada mediante cuatro claves:

  • Mejorar las herramientas para detectar la desinformación.
  • Impulsar un trabajo conjunto entre la UE y los países que forman la UE.
  • Conseguir que el sector privado actuara contra la desinformación.
  • Sensibilizar a la sociedad contra este problema.

Es trabajo de todos luchar contra las ‘fake news’ y la desinformación, y desde la Comisión Europea ponemos todo el esfuerzo y las herramientas necesarias para garantizar la integridad de los procesos democráticos y la calidad de la información en los Estados miembros.

 

10/01/2020
  • Post Views: 854
  • 0
Category: Blog

Añadir Comentario

Su E-Mail no será publicada. Los campos requeridos están marcados *