10 lugares sorprendentes de Europa

El optimismo parece que está pasando a ocupar un lugar mayor en nuestros corazones que hace unos meses, y por eso muchos europeos empiezan a pensar en viajes, vacaciones. Si tú también lo estás haciendo, te vamos a recomendar 10 sitios imprescindibles que escribir en tu lista de deseos viajeros tras la pandemia.

Recuerda que puedes planificar mejor que nunca tus vacaciones seguras en Europa a través de la web Re-Open EU, en la que podrás encontrar toda la información actualizada sobre los destinos, las restricciones si las hubiera, y mucho más.

Además, pronto podremos beneficiarnos todos de las ventajas que aportará el nuevo Certificado Verde Digital, válido entre todos los Estados miembros de la UE y que servirá para acreditar que hemos sido vacunados contra la COVID-19, que hemos pasado la enfermedad, o bien que hemos dado negativo en la última prueba PCR.

1.    Casa-museo Kijk-Kubus (Róterdam, Países Bajos)

La vanguardia arquitectónica más radical la podemos encontrar en la obra de Piet Blom, el arquitecto que, en 1984, construyó unas viviendas retorcidas en la calle Overblaak de Róterdam. Blom giró 45° el cubo convencional de una casa y lo emplazó sobre pilares con forma hexagonal. A pesar de lo que puedas imaginar, el interior de la casa museo es ordinario (o sea, que no está torcido), aunque el ángulo de los muebles deben ser adaptados para encajar en las habitaciones.

2.    El castillo de Neuschwanstein, en Alemania

El castillo de Neuschwanstein es uno de los atractivos turísticos más importantes de Alemania. Situado cerca de Hohenschwangau, el pueblo que está justo en las faldas de la montaña, es un castillo de postal. O de puzzle. Recomendable en cualquier época del año, hay que decir que cuando se ve más espectacular es en invierno, rodeado de nieve.

3.    Parque Nacional de Garajonay, en la Gomera

Se trata de un bosque Patrimonio de la Humanidad y Reserva de la biosfera, y cuyo nombre proviene de una antigua leyenda de amor y tragedia de una pareja de indígenas guanche: Gara y Jonay.

La visita a este parque es gratuita y seguro que no te decepciona con el paisaje, las instalaciones, la fauna y la flora y el clima privilegiado de las Islas Afortunadas.

4.    El castillo de Drácula (o lo que queda de él), en Rumanía

Si quieres explorar lo que queda del castillo de Drácula, podrás hacerlo si viajas desde Bucarest hasta Transilvania. No te pierdas las atracciones imprescindibles de Rumanía, como son el castillo de Peles, una antigua y espléndida residencia real de verano; el Castillo de Bran —también conocido como el Castillo de Drácula—, una fortaleza medieval en las tierras altas de Transilvania; y Brasov, una encantadora ciudad medieval que te hará retroceder en el tiempo.

5.    El pueblo más bonito de Francia…

Eguisheim fue declarado el pueblo más bonito de Francia en 2013 y nada hace pensar que no lo siga siendo. Es uno de los pueblos más visitados del país. Con una planificación urbana muy medieval, las calles del centro histórico forman círculos concéntricos. Un verdadero pueblo de cuento de hadas.

6. Vive la Ruta Romántica en Rothenburg ob der Tauber

Hablamos de una de las ciudades más fotogénicas de Alemania, una maravilla de la Ruta Romántica que te ofrecerá las vistas más medievales y típicas de postal en un pueblo medieval con un casco antiguo conservado a la perfección. Si además la visitas en diciembre descubrirás el encanto del Weinachtsmarkt (el mercado de Navidad) y una decoración navideña que enamora a simple vista.

7.    Las minas de sal de Wieliczka, Polonia

Son unas minas declaradas Patrimonio de la Humanidad, una ciudad subterránea muy cerca de Cracovia. Más de tres kilómetros bajo tierra en los que nos encontramos con yacimientos de sal activos, exposiciones históricas, capillas, esculturas, un lago subterráneo, un restaurante y una catedral.

Lo mejor es que casi todo está esculpido en sal. Eso sí, para verla tendrás que bajar 300 metros por escalera. Turismo y fitness en un solo destino.

8.    El pueblo construido en el cráter de un meteorito

Nördlindgen, Alemania,  es ese pueblo, y está en la Baviera Alemana. Desde las alturas se ve a la perfección su forma circular y los techos rojos de sus casas de arquitectura medieval. Es un lugar pintoresco en una de las zonas más verdes de Alemania que merece la pena visitar.

Como curiosidad, has de saber que muchas de sus edificaciones están hechas de piedras que contienen pequeños fragmentos de diamantes creados por el impacto del meteorito.

9.    Las iglesias Rupestres de Ivanovo, en Bulgaria

Viaja a Bulgaria para encontrarte con un destino en el que te vas a encontrar con celdas, iglesias, capillas y monasterios tallados en la roca en el siglo XIV. No todas se conservan tras tantos siglos, pero en las que se pueden visitar encontrarás frescos y antiguas inscripciones medievales. Es un lugar Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1979.

10.Los monasterios Meteora, en Grecia

Meteora es Patrimonio Cultural de la Humanidad, y se encuentra en el norte de Grecia, en la llanura de Tesalia. Los monasterios a los que nos referimos son los «Monasterios suspendidos en el cielo», de los que hoy en día sólo se conservan seis que, además, siguen utilizándose. Cuatro de ellos son museos: el Monasterio de San Nicolás, el Monasterio de la Transfiguración (o Gran Meteoro), el Monasterio Roussanou, el Monasterio Varlaam. Los otros dos, son iglesias: el Monasterio de San Esteban y el Monasterio de la Santísima Trinidad.

 

 

28/05/2021
  • Post Views: 762
  • 0
Category: Blog

Nuevo Comentario

Tu direccion de email no se publica. Campos necesarios *