España está asolada por la despoblación. Lo mismo sucede en toda la Unión Europea. Por eso, es necesario que se lleven a cabo políticas que ayuden a paliar esta problemática.

Y por eso, desde Café con Europa hemos decidido unirnos a La Ser para llevar a cabo una gira por las regiones más despobladas de España, en el marco de la campaña rural ‘Mi Pueblo, Mi Futuro’ de la Comisión Europea, y de los foros Por la España Vaciada de la emisora.

Con un doble objetivo: escuchar de primera mano las necesidades de los habitantes de las zonas rurales y llevarlas a Bruselas para que se pueda trabajar desde allí para darles solución.

De hecho, el reto demográfico es uno de los mayores desafíos que se le plantean a la nueva Comisión Europea encabezada por Ursula von der Leyen.

Este reto es transversal a las seis prioridades de esta comisión, pero tiene especial importancia cuando hablamos de las primeras tres de ellas.

Hablamos del Pacto Verde Europeo, de una Europa adaptada a la era Digital y de una Economía que funcione en beneficio de las personas.

La importancia de lo rural para el Green Deal

Respecto del Pacto Verde Europeo, es importante saber que desde el mundo rural viene gran parte de los productos que hacen a un mundo más verde.

Pero para que la gente se quede en sus pueblos y que quiera seguir trabajando en el entorno rural, es necesario que lo hagan con unas posibilidades de desarrollo equiparables a las que existen en las ciudades.

Es lo que se llama el desarrollo rural, algo muy importante para la UE, que apoya la Red Europea de Desarrollo Rural, que busca y potencia las prácticas rurales más innovadoras.

Lo digital y lo rural, de la mano

Y aquí entra otra de las principales prioridades de la Comisión Europea: la transición digital. Llevar las infraestructuras necesarias para que en las poblaciones menos conectadas puedan garantizarse unos niveles de conectividad suficientes para que la falta de tecnología no sea un obstáculo para que los emprendimientos de sus habitantes puedan desplegar todo su potencial.

Las personas primero

Es en ese sentido que entra en juego la tercera prioridad: una economía que trabaje en pro de las personas. Justamente, políticas de desarrollo rural que llevan Internet de alta velocidad a las zonas rurales, así como las ayudas al emprendimiento y a la innovación agrícola, repercuten directamente en la mejora de las condiciones de vida de los habitantes de las regiones despobladas.

Una población latente, viva, que reivindica sus derechos

En esta primera edición 2020 de Café con Europa, dedicada a la despoblación, visitamos Calamocha, una localidad de Teruel muy dependiente del mundo agrícola, y cuyos habitantes sufren muchos de los problemas habituales que llevan a la despoblación debido a las necesidades desatendidas y la escasez de oportunidades.

Por eso es que una de las protagonistas de este Café con Europa fue María Gafo, jefa adjunta de la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea, quien llegó desde Bruselas para llevarse de vuelta las reclamaciones y propuestas de los habitantes de Calamocha.

Porque Café con Europa es eso: escucharos y llevar vuestras propuestas a Bruselas. En esta ocasión, ochenta personas se dieron cita en el Recinto ferial de Calamocha para debatir junto a María Gafo; Manuel Rando, alcalde de Calamocha y presidente de la Diputación de Teruel; y Teresa Frontán, jefa de Comunicación de la Representación de la Comisión Europea en España.

Autopistas digitales

Entre las reclamaciones más repetidas por los participantes de esta edición aragonesa del Café con Europa ha sido la necesidad de tener una buena conectividad de Internet.

“Hoy en día, tener Internet es un derecho, porque es fundamental para trabajar, y tenemos derecho a seguir viviendo donde hemos nacido”, dijo uno de los participantes.

Una opinión con la que María Gafo se mostró de acuerdo, recordando el precedente de Estonia, que declaró que era un derecho de sus habitantes tener Internet y desplegó unas redes de conectividad que conectan a casi todo el país.

Vivienda rural

También se han reclamado ayudas para la vivienda rural, ya que, dicen, en muchos pueblos no existen viviendas de alquiler para que se trasladen a vivir allí nuevos habitantes que ayuden a superar el problema de la despoblación.

Carreteras

“No hay pueblo bueno al que se vaya por carretera mala”, dijo uno de los participantes, recordando una de las típicas frases de su abuelo.

Efectivamente, uno de los problemas a los que se enfrentan las regiones más despobladas, como Teruel, es el mal estado de muchas carreteras, lo que ralentiza y dificulta el tráfico entre las localidades, que tienen mucha relación entre sí, y con las ciudades más cercanas.

En relación con esta problemática, los participantes han señalado una dificultad añadida: el aislamiento en el que suelen quedar cuando hay fenómenos meteorológicos que las afectan, como las nevadas, por la escasez de equipamiento para despejar los caminos.

Mi pueblo, mi futuro… y mi presente

La nueva comisión está trabajando en una visión a largo plazo para las zonas rurales. Para eso, la presidenta Von der Leyen ha encargado conocer la opinión de los ciudadanos.

Sin embargo, no olvidamos que en las regiones rurales vive mucha gente y necesitan soluciones ya. Como dijo una de las participantes: “mi pueblo no es solo mi futuro: también es mi presente”.

Simplificar la burocracia

Europa dispone de instrumentos de ayuda para los ciudadanos rurales, aunque muchas veces llegar a solicitar este apoyo es muy difícil debido a engorrosos trámites burocráticos. María Gafo sabe que este tipo de problemas existen, y señala que hace tiempo la Comisión trabaja para simplificar unos procedimientos que se llevan a cabo no solo a nivel europeo, sino también a nivel estatal, e incluso regional y local.

Escuelas y formación

Aunque la educación de los europeos es competencia de los países y no de la UE, sí que existen programas de formación extracurricular para los europeos que pretenden dar más oportunidades de empleo a los ciudadanos.

Además de las necesidades de los habitantes de Calamocha y sus alrededores, ya que llegaron visitantes de diversos municipios, el Café con Europa de 2020 se cerró con la actuación musical de una compositora de la provincia de Teruel: Isabel Marco, que dedica su segundo disco, justamente, a la despoblación.

 

Haz clic aquí para ver el vídeo resumen de #CaféConEuropa 2020 – Calamocha

 

 

13/02/2020
  • Post Views: 1.054
  • 0

Añadir Comentario

Su E-Mail no será publicada. Los campos requeridos están marcados *